¡Envíos a todo el país! [Envío gratis para compras desde $3.500].

Poesía dibujada.

Para niñes a lxs que les picó el bichito de la lectura y no tan niñes.

 

 

Sinsentidos comunes

Sinsentidos comunes puede ser considerado como mínimo una rareza, lo es aún más en los detalles de su adaptación a la geografía argentina, un recurso que no lesiona las reglas del género, pero que con sentido de la oportunidad lo dota de una gracia adicional que los lectores locales sabrán apreciar.”

Juan Pablo Cinelli, Diario Tiempo argentino

 

Irónica, disparatada, a veces mordaz y hasta obscena, siempre con el humor como marca, formalmente dura en su estructura, abierta a los más volados territorios, la forma poética del limerick es todo un tesoro en sí misma. Sinsentidos comunes es además un libro de esos que llaman la atención por su condición de objeto, con una austera delicadeza en su hechura. 

 

Karina Micheletto, Página 12.

El para quién de este libro es tan amplio como sorprendente, por suerte, uno siempre se equivoca. Pensábamos que era para un público juvenil, porque tiene guiños para adultos. Pero después fue trabajado en un taller de literatura para chicos y estaban encantados, una nena de 8 años le hizo una crítica increíble.

Editorial Bajo la luna

 

Ezequiel Zaidenwerg

Nació en la Ciudad de Buenos Aires en 1981. Publicó Doxa (Vox, 2007) y La lírica está muerta (Vox, 2011), 50 estados, 13 poetas contemporáneos de Estados Unidos. Produce el podcast Orden de traslado y administra el blog zaidenwerg.com, dedicado a la traducción de poesía, principalmente de los Estados Unidos, páis donde vive actualmente. En una entrevista realizada por Juan Rapacioli el autxr cuenta que vivir allí fue como hacer un curso de neoliberalismo avanzado.

 

Dibujos: Raquel Cané

Nació en Santa Fe en 1974. Estudió diseño gráfico en la Universidad Nacional del Litoral. Diseñó las revistas Humor y Sex Humor en La Urraca. Asistió la dirección de Arte de Rolling Stone, Argentina.

 

Editado en Buenos Aires por Bajo la luna.

 

Sinsentidos comunes, Ezequiel Zaidenwerg y Raquel Cané

$960,00
Sinsentidos comunes, Ezequiel Zaidenwerg y Raquel Cané $960,00

Poesía dibujada.

Para niñes a lxs que les picó el bichito de la lectura y no tan niñes.

 

 

Sinsentidos comunes

Sinsentidos comunes puede ser considerado como mínimo una rareza, lo es aún más en los detalles de su adaptación a la geografía argentina, un recurso que no lesiona las reglas del género, pero que con sentido de la oportunidad lo dota de una gracia adicional que los lectores locales sabrán apreciar.”

Juan Pablo Cinelli, Diario Tiempo argentino

 

Irónica, disparatada, a veces mordaz y hasta obscena, siempre con el humor como marca, formalmente dura en su estructura, abierta a los más volados territorios, la forma poética del limerick es todo un tesoro en sí misma. Sinsentidos comunes es además un libro de esos que llaman la atención por su condición de objeto, con una austera delicadeza en su hechura. 

 

Karina Micheletto, Página 12.

El para quién de este libro es tan amplio como sorprendente, por suerte, uno siempre se equivoca. Pensábamos que era para un público juvenil, porque tiene guiños para adultos. Pero después fue trabajado en un taller de literatura para chicos y estaban encantados, una nena de 8 años le hizo una crítica increíble.

Editorial Bajo la luna

 

Ezequiel Zaidenwerg

Nació en la Ciudad de Buenos Aires en 1981. Publicó Doxa (Vox, 2007) y La lírica está muerta (Vox, 2011), 50 estados, 13 poetas contemporáneos de Estados Unidos. Produce el podcast Orden de traslado y administra el blog zaidenwerg.com, dedicado a la traducción de poesía, principalmente de los Estados Unidos, páis donde vive actualmente. En una entrevista realizada por Juan Rapacioli el autxr cuenta que vivir allí fue como hacer un curso de neoliberalismo avanzado.

 

Dibujos: Raquel Cané

Nació en Santa Fe en 1974. Estudió diseño gráfico en la Universidad Nacional del Litoral. Diseñó las revistas Humor y Sex Humor en La Urraca. Asistió la dirección de Arte de Rolling Stone, Argentina.

 

Editado en Buenos Aires por Bajo la luna.